Turismo en Sitges – Ruta de Casas Singulares – Casco Antiguo y Sant Sebastià

Empezaremos esta ruta por el casco antiguo de Sitges desde la Plaza del Ayuntamiento:

Ajuntament de Sitges, 1887-1889, Salvador Vinyals Sabaté. Estilo gótico civil catalán. El cuerpo central más elevada tiene un pórtico con tres arcadas recordando las lonjas medievales.

Mercat vell, 1889, Gaietà Buïgas. Plaça Ajuntament 12. Construcción de una sola nave de obra vista. Tiene una marquesina en hierro (primera construcción con este metal en Sitges). Actualmente es la sede de la Casa Bacardí.

Casa Miquel Utrillo, 1915, Miquel Utrillo. Plaça Ajuntament, 15. Casa inspirada en la arquitectura tradicional catalana. Las ventanas están decoradas  con un estilo renacentista. Actualmente es la sede de la biblioteca Santiago Rusiñol.

Continuamos por la calle de la Davallada hacia la playa Sant Sebastián y podremos observar:

Casa O. Paget de Folch i Torres, 1935. Josep Maria Martino y Arroyo, Calle Davallada 13. Es una casa de estilo ecléctico, contiene elementos de diferentes estilos y su fachada está realizada en piedra vista destacando su tejado y la ornamentación de la puerta y la ventana principal.

 

 

Si nos adentramos en la calle D’en Bosc que estará a nuestra izquierda y en el número 10 podremos ver “El Palau del Rei Moro”, del s. XIV, es de origen medieval aunque tuvo modificaciones en la postguerra. Actualmente funciona como sede de agrupaciones de entidades populares. Tiene una planta baja y un piso, con cubierta de teja árabe. La puerta principal es un arco de medio punto y en el piso superior, dos ventanas geminadas de arco lobulado. En el interior hay diversos elementos de origen gótico. La propiedad pasó a principios del s. XXI al Ayuntamiento, el cual lo compró a la familia propietaria.  En Navidad es la sede de exposiciones de dioramas navideños y también se exponen los calvarios por Semana Santa.

Volviendo a la calle de la Davallada, continuamos la ruta:

Casa Aleix Vidal Quadras, 1855 .Francesc Cros Masó / Josep Cros Juliana. Davallada, 12-14. Es una mansión señorial de estilo romántico, símbolo de las riquezas logradas por su dueño en América. A la vuelta del otro lado del Atlántico, se construyó en 1855 una casa al lado de la de su hermano (Manuel Vidal Quadras, que la tenía en la c/. Port Alegre 9). Actualmente la que fue su casa es el “Edificio Miramar” y pertenece a la Diputación de Barcelona y periódicamente celebran exposiciones. Tiene tres cuerpos separados por pilastras de piedra y terrazas con balaustrada que dan a la playa. El cementerio de Sitges tiene el panteón de Aleix Vidal Quadras, que es una sepultura individual (ángel del Juicio Final) obra de Enric Sagnier.

Llegando a la Playa Sant Sebastià, podremos observar la casa del hermano de la anterior:

Casa Manuel Vidal Quadras, 1852.  Calle Port Alegre, 9. Es una mansión de estilo neoclásico y romántico. Fachada con pilastras coronadas con capiteles corintios. En frente está el monumento a Santiago Rusiñol.

Casa Conrad Subirà, 1920. Bernat Pijoan. Calle Port Alegre, 17. Es un edificio residencial con fachada blanca y aberturas y bajo el alero de color azul típico de Sitges.

Casa Maria Montané, 1920. Benvingut Caballol Moreu. Calle Port Alegre, 45. Caracteriza este edificio el amplio ventanal de la planta baja, la única ventana  del primer piso con un reloj de sol esgrafiado y la galería de arcos del segundo piso. El estilo es novecentista.

 

 

Al final de la playa Sant Sebastián, en el inicio del paseo Balmins, nos encontramos con la Capella de Sant Sebastià, edificio del s. XVIII reformado a finales del s. XIX. Tiene una única nave con capillas laterales y una torre con el campanario y tejado piramidal con cerámica vidriada. Esta adosada al cementerio, dónde se pueden ver una gran cantidad de obras de los mejores escultores del momento (Josep Llimona, Josep Reynés, Pere Jou, Manuel Fuxà…), ya que los “americanos” que se enriquecieron  en Cuba quisieron hacerse panteones y sepulcros acordes con su nueva situación económica.

A la izquierda de la Calle del Port Alegre (lado opuesto al mar), podemos ir a buscar la calle Joan Maragall (paralela a la calle Port Alegre), dónde encontraremos:

L’Escorxador, 1920. Josep M. Martino Arroyo. Era el antiguo matadero, con una estructura de cuerpo central más elevado, fachada blanca con esquinas de obra vista, gran porche en la entrada con arcos y columnas de obra vista.

Desde aquí, podemos volver hacia la playa Sant Sebastián y subir por la calle Fonollar  dónde podemos encontrar:

Cau Ferrat 1893-1894, Francesc Rogent i Pedrosa; Carrer Fonollar 2-6. Casa y estudio de Santiago Rusiñol. Es la unión de dos casas de pescadores y unificó el estilo de la fachada en un estilo neogótico, usando las ventanas del antiguo castillo gótico de Sitges.  En la planta superior hay un gran salón gótico que ocupa toda la superficie, de gran altura y techo artesonado con soportes de madera decorada.

Palau Maricel, 1910. Miquel Utrillo. Calle Fonollar. Se construyó por encargo de Charles Deering, sobre un conjunto de casas de pescadores y el antiguo hospital de Sant Joan (las casas de pescadores estaban a un lado de la calle y el hospital al otro y unió los edificios con un puente que pasa por encima de la calle). El edificio al lado del mar tiene una torre con almenas, la Torre de Sant Miquel.  El edificio del lado tierra (Maricel de Terra) tiene una escalinata que lleva al Salón de Oro y de esta al Salón Azul. Tiene unas terrazas decoradas con cerámica popular. El escultor Pere Jou realizó los capiteles de las ventanas.

 

Para finalizar esta ruta por el casco antiguo, podemos continuar el paseo hasta la Plaça del Baluard y bajar por las escaleras de la Punta hacia la plaza de la Fragata dónde podremos pasear por el Paseo de la Ribera o sentarnos a tomar algo en la Plaza de la Fragata.