Turismo en Sitges – Ruta de Casas Singulares – Zona Vinyet y Terramar

Esta ruta la empezaremos desde la Plaza de la Fragata de Sitges, bajo la Iglesia Parroquial de la Punta, aquí empieza el Paseo de la Ribera:

 “Villa Lola” (casa de Josep Barnet Albareda), 1907 (reconstruida en 1976 igual que el original derruido). Passeig de la Ribera, 3. Es un edificio modernista del que destaca el cabecero decorado con ornamentación floral y sus balcones curvados con baranda de hierro.

 Casa Simó Llauradó, 1908, Gaietà Miret; Hotel Celimar, Passeig de la Ribera 20. Edificio de tres plantas con una fachada de ventanales muy ornamentados según el estilo modernista.

Casa Francesc Robert i Yarzàbal, 1901, Salvador Viñals, Passeig de la Ribera 18. Destaca el balcón cubierto que da frente al mar.

Casa Isabel Ferret, 1899, Enric Sagnier i Villavecchia. Passeig de la Ribera, 29. Destacan los diferentes tipos de oberturas en las tres plantas y en la parte superior hay una barbacana de madera y tejas y una baranda que imita las almenas de un castillo. Estilo ecléctico.

Casa Marina Planas, 1908, Gaietà Miret; Passeig de la Ribera, 22. Estilo modernista que se refleja en su ornamentación floral sobre las lindes de las ventanas y en la baranda del terrado.

Casa Josep Sunyer – Villa Candelaria, 1920. Josep M. Martino Arroyo. Passeig de la Ribera 45 bis. Edificio de estilo novecentista. Destaca su galería de arcos de punto redondo y los ornamentos esgrafiados alrededor de las ventanas.

Casa Pilar Parellada, 1916, J. Domènech Estapà; Passeig de la Ribera, 49. Edificio de obra popular, formado por planta baja y dos pisos. Tiene un reloj de sol pintado sobre la fachada como decoración. Tiene una cornisa sobresaliente con cubierta de tejas.

Casa Gili Casanovas, 1909, Marcelí Coquillat; Passeig de la Ribera, 50. Edificio modernista, baranda de piedra ornamentación floral en las molduras de las ventanas. Tiene una baranda curvada en el terrado. Actual Hotel Santa María.

 

 

Casa Llúcia Catasús Soler, 1915, Josep Graner; Passeig de la Ribera, 54. Estilo ecléctico. Planta baja y dos pisos con terrado a la catalana. En la parte central hay un relieve de Sant Jordi como motivo ornamental. En el segundo piso hay una galería con ventanas de arco de medio punto.

Volviendo atrás, hacia el número 49, en la esquina del Hotel Subur, giramos a la izquierda en la calle España:

Casa Ferratges, 1910; Carrer de Espanya 13-17. Es un gran edificio de estilo modernista. Las aberturas del primer piso tienen las lindes decoradas con motivos florales.

Seguiremos paseando hasta la plaza Espanya, dónde giraremos a la izquierda pasando por delante de la oficina de correos hasta llegar a la Avenida Sofía dónde las principales mansiones que veremos son:

Casa Emili Sacanella, 1925. Albert Carbó Pompido. Avda. Sofía 26. Estilo novecentista. Destaca su torre-mirador inspirado en la arquitectura tradicional catalana y el reloj de sol  en su fachada principal.

Casa Antoni  Ferratges, 1928. Josep M. Martino Arroyo. Avda. Sofía 19 (actualmente Hotel Capri). Estilo novecentismo.

Continuamos hasta el Paseo Marítimo, al final de la Avenida Sofía y sobre éste giramos a la derecha y seguimos por este paseo hacia la zona del terramar.
La zona del Terramar fue concebida como una ciudad-jardín  y se inició en 1923, promovida por un industrial de Sabadell, Josep Armengol y Duran. La mayoría de los edificios son obra del arquitecto Josep M. Martino, generalmente de estilo novecentista, con fachadas dirigidas al mar, con terrazas y porches, generalmente con tres cuerpos dando más importancia al central.

Casa Vilella, 1919 (antigua “Residencia Helvética”). Joan Rubió i Bellver. Passeig Marítim 21. Estilo modernista. Recuerda el estilo de una masía catalana (por el perfil de los tejados)  aunque su planta de acceso se encuentra elevada por encima del nivel de la calle. En los pisos superiores hay unas galerías con arcos de medio punto sobre finas columnas.

 

 

Casa Francesc Armengol, Villa Florentina, 1919. Josep Renom i Costa. Passeig Marítim 35. Formada por varios cuerpos yuxtapuestos con tejado pronunciado. En la fachada que da al paseo se ven unos frisos de estilo novecentista.

Casa Sansalvador, 1923. Josep M. Martino Arroyo. Passeig Marítim 61. Siguiendo el estilo de casas de la zona, tiene varios cuerpos con balaustradas y una torre-mirador con un reloj de sol esgrafiado. Unas columnas sostienen un porche principal.

La Reserva, 1924. Josep M. Martino Arroyo. Passeig Marítim 62-63. Espectacular edificio residencial del que destaca su torre-mirador abierta con columnas jónicas y su amplia terraza con baranda de balaustres. Estilo neoclásico.

Casa Josep Freixa, 1919. Josep M. Martino Arroyo. Passeig Marítim 69-70. Casa de vertiente más clasicista dentro del novecentismo. Destaca su frontón con cornisa en el cuerpo principal y la entrada con columnas jónicas sosteniendo un tejadillo con decoraciones florales y jarrones esculpidos en piedra.

 

Parque del Terramar. Al final del paseo marítimo se encuentra el Parque del Terramar, jardines diseñados por Miquel Utrillo, con un paseo central que es el eje de simetría con un lago artificial en el centro. El paseo central finaliza en un camino bordeado por árboles que acaba en una glorieta.

L’Ermita del Vinyet, s. XVIII. Santuario pequeño dedicado a la Virgen del Vinyet, erigida dónde según cuenta la leyenda, un esclavo encontró su imagen bajo una vid (dando así origen al nombre sitgetano de “Vinyet”). Hay documentos sobre la ermita que datan sobre el s. XIII, aunque el edificio ha sufrido diversas reformas y las más importantes durante 1727-33. Es de estilo neoclásico, tiene una nave única con 10 capillas laterales ricamente decoradas y de estilo más barroco, comunicadas entre sí. El campanario es de 1872. A lo largo del s. XX se han realizado distintas mejoras. Los sitgetanos tienen una gran devoción a la Virgen del Vinyet, especialmente los marineros, cuya devoción llenó las arcadas laterales del Santuario con barcos ex -votos. La fachada es austera y simple y contrasta con el interior suntuoso y abarrocado.